Saltar al contenido

¿Cómo regar suculentas? Descubre todos los secretos para que tu suculenta viva

¿Sabías que regar de más las suculenta es una de las principales causas de que no prosperen? Te enseñaremos los tips y trucos sencillos para que sepas cuánta agua necesitan.

¿Cómo regar suculentas? La mejor manera de regar las suculentas, es cuando el sustrato se encuentre totalmente seco. Deberás mojar la tierra completamente y dejar que drene. El sustrato de la suculenta, es algo realmente importante, si quieres que tu suculentas prosperen. Luego, deberás volver a regarlas cuando el sustrato se encuentre seco nuevamente.

como-regar-plantas-suculentas

Puedes tomar esto como una regla general, sin embargo la cantidad de agua que necesite tu suculenta va a depender de varias razones:

El sustrato de tu suculenta

A las suculentas les gustan los suelos bien drenados, con cuerpo y mucha aireación. Son sustratos porosos que no se encharcan, muy por el contrario permiten que el agua drene sin problema.

Un sustrato para suculentas que recomiendo es:

una parte de carbón picado, no más de 6 mm de diámetro 1/4

una parte de grava 1/4

una parte de viruta de madera 1/4

una parte de mantillo (1ra capa de la tierra) 1/4

suculentas-sustrato

Este sustrato para suculentas es ideal, al ser muy aireado y poroso el agua podrá escurrirse por toda la suculenta, dándole toda la humedad que necesita.

Uno de los grandes errores que se cometen es poner las suculentas en tierra, un sustrato denso que al no tener un buen drenaje suelen morir podridas por el agua acumulada.

Con este nuevo sustrato para suculentas que acabas de aprender, deberás hacer un buen riego, donde la suculenta se empape de agua, y así absorberá toda la humedad que necesite. Luego deberás dejar que se seque por completo, hasta su nuevo riego.

La especie de suculenta que tengas

De acuerdo a la especie de suculenta que tengas, verás que algunas necesitan estar más humectadas que otras, por lo que deberás regarlas más seguido. En cambio a otras podrás hacerlo en intervalos más espaciados.

Algunas suculentas en invierno se encuentran en un periodo de hibernación por lo que necesitarán mucha menos agua que en primavera que es su momento de crecimiento.

Al comprar una nueva suculenta, lo primero que deberás hacer, despues de cambiarle el sustrato, es averiguar la especie para poder leer todos los cuidados que necesitará, la nueva integrante de tu colección.

El tamaño de la suculenta y de sus hojas

Si tu suculenta tiene ya un tamaño grande, cuenta con más recursos para poder llevar tiempos más largos de sequía. Todo su sistema de raíces está preparado para pasar más tiempo sin agua. En realidad el tiempo de sequía permite que estas raíces puedan seguir creciendo y fortaleciéndose.

Si tu suculenta es aún pequeña, deberás regarla mucho más seguido que a una grande. Sus raíces todavía están débiles y pequeñas para aguantar largos periodos de sequía.

Las hojas de las suculentas también te dirán si deberás regarlas más o menos. Las suculentas con hojas más finas deben regarse más seguido. Mientras que las suculentas con hojas anchas almacenan más agua por lo que pueden regarse en intervalos más largos.

La clase de maceta en la que esté

El tipo de maceta para suculenta en la que la hayas puesto, es fundamental. Primero que nada deberá ser una maceta con drenaje para que el agua no se estanque y la pudra. Luego deberás tener en cuenta el material de tu maceta para suculenta. El riego de suculentas en macetas dependerá de todo eso.

macetas para suculentas pequeñas

Existen muchos materiales de macetas para suculentas. Entre ellos podríamos encontrar plástico, vidrio, barro terracota. Las macetas de plástico retienen más el agua por lo que deberás regarla menos. En cambio en las macetas de barro, el agua se escapa con mayor facilidad y necesitará más riego.

El clima de tu zona

Mucho del riego suculentas, dependerá del clima en donde vives. La cantidad de agua que necesite estará relacionado a la humedad ambiente así como también al calor, al frío o a las heladas.

Si vives en una zona muy calurosa y seca deberás regarla más seguido. En cambio si el ambiente es húmedo, la suculenta podrá sacar esa humedad del ambiente para mantenerse hidratada, por lo tanto podrá aguantar periodos más largos, antes de necesitar agua.

Si hace mucho frió, tampoco necesitará tanta agua. Una vez que veas que el sustrato se encuentra seco, recién tendrás que realizar el riego de tu suculenta.

clima-suculentas

Si es una suculenta de interior o de exterior

Si tu suculenta se encuentra afuera y en el suelo, sin la contención de ninguna maceta, el agua se escurre y se evapora más rápido y deberás regarla más seguido.

Al estar afuera también deberás tener en cuenta las lluvias, si vives en una zona muy lluviosa, el riego de suculentas será casi nulo.

En el interior, las suculentas están en macetas en donde el agua se encuentra contenida, será más difícil evaporarse y la mantendrá hidratada un tiempo, por lo que el riego es más espaciado en estos casos.

¿Cada cuánto se debe regar una suculenta?

Las suculentas necesitan tener un periodo de sequia para que sus raices puedan crecer fuertes y sanas. Entonces..

¿Cada cuánto se debe regar una suculenta? Una suculenta debe regarse cada 10 o 15 días. Para regar tu suculenta debes esperar que el sustrato se encuentre totalmente seco. Una vez que el sustrato esté realmente seco, recién volverás a regar tu suculenta. Utiliza esta regla como la primera opción, luego podrás ir ajustando un poco el riego según se vaya comportando tu suculenta.

Si una suculenta tiene falta de agua, sus hojas empezarán a doblarse y la punta de ellas estará seca. Si eso le está pasando a tu suculenta, es una clara señal que deberás regar más seguido, pero ojo, debes hacerlo de a poco. Si antes regabas esa suculenta cada 10 días, ahora el riego de suculentas deberá hacerse cada 8 días.

Si una suculenta tiene exceso de agua, sus hojas comienzan a ponerse transparentes. Si ves que tu suculenta comienza a tener estos signos, deberás regarla en intervalos más largos. Recuerda que debes dejar secar el sustrato por completo, antes de que tu planta suculenta necesite hidratarse de nuevo.

¿Cómo debo regar suculentas?

Como hemos estado viendo, la forma en que las riegues será muy importante para que tus suculentas prosperen.

Lo primero que debes saber, es que no debes regarlas con un atomizador. No es un buen método para que tu suculenta crezca saludable. El atomizador solo se usa para algún arreglo floral que necesites que se vea saludable para un determinado evento, pero no es algo bueno a largo plazo.

Para regar las suculentas deberás elegir una jarra, una regadera o algún elemento con boquilla. Deberas esparcir el agua por toda la maceta y empapar todo el sustrato. Si queda agua atrapada en la parte superior de la suculenta y no se drena rápidamente puede llegar a pudrir la hoja. Además el agua acumulada en la suculenta también llamará a los insectos por lo que es mejor que no quede agua acumulada en ella.

maceta-para-suculentas

Algunos colocan una piedra de riego, es decir una piedra que sirve como decoración pero fundamentalmente riegas sobre la piedra hasta empapar todo el sustrato, asi no corres riesgos de que quede agua acumulada dentro de la roseta.

Recuerda que la maceta debe tener un buen drenaje para que el agua sobrante salga, en vez de quedar estancada y pudrir nuestra suculenta. El sustrato también debe ser poroso y dejar que el agua drene correctamente.

En las suculentas siempre será más fácil de recuperar una planta con poco riego, que una suculenta con exceso de agua. Las suculentas son sensibles al exceso de agua, no suelen tolerar y mueren por demasiada humedad. Por lo tanto, si no estas seguro de cuánta agua necesita tu suculenta, siempre será mejor escatimar el agua, a pasarte.