Saltar al contenido

Cómo limpiar cactus de manera sencilla

Una cactus más limpio es un cactus más sano, por eso la importancia de mantenerlos siempre así. No solo se verán mejor, sino que realmente mejorará su salubridad. foto

cactus-de-varios-tipos

¿Cómo limpiar un cactus? Para limpiar un cactus deberemos usar brochas o cepillos dependiendo si es un cactus grande o pequeño. La brocha o cepillo debe tener cerdas suaves y que no se le salgan los pelos. Primero lo haremos en seco, quitando el polvo y la suciedad. Si está demasiado sucio, podemos lavarlos con un jaboncillo realizado con agua y jabón neutro y luego lo enjuagamos.

En los cactus de exterior, la limpieza del cactus también abarcara la limpieza del cantero en donde se encuentren. Se deberán sacar las hierbas silvestres y malezas que crecen ahí, que le quitarán los nutrientes que el cactus necesita.

Si están decorados con piedras o troncos, estos también se deberán limpiar. Muchas veces para realizar una buena limpieza deberán secarse y limpiarse en otro espacio, para volver a colocarlos una vez limpios.

En los cactus de interior, debemos también realizar la limpieza de las macetas. Si se encuentran en el interior de la casa, generalmente los cactus también sirven de forma decorativa por lo que no podemos descuidar donde están plantados o las piedras decorativas que puedan llegar a tener.

Otra forma de limpiar a nuestros cactus es dejándolos bajo el agua de lluvia. El agua de lluvia es un agua blanda por lo que se disolverá el salitre que muchas veces vemos en nuestros cactus como manchas blancas.

Un cuidado muy importante que deberemos tener en estos casos, es que el cactus no haya sido regado antes y que tampoco será regado después. El agua de lluvia mojara todo el sustrato y si estaba regado o si lo seguimos regando posiblemente se pudrirá.

¿Cómo limpiar cactus con pelos?

En el caso de los cactus con pelos como el Cephalocereus senilis, también conocido vulgarmente como cabeza de viejo por sus pelos blanco, la limpieza es diferente.

cactus cabeza de viejo

Sus pelos cubren el cactus y muchas veces no podemos ni ver el tallo, por lo que en este tipo de cactus la brocha no servirá de mucho.

La suciedad en los cactus con pelos quedará adherida a ellos, pueden ser pedazos de hojas secas o algun otra planta cortada. La suciedad aquí, se ve a simple vista y si quisiéramos pasarle una brocha, quedaría enredada allí.

La mejor manera de limpiar estos cactus peludos es coger con una pinza, una a una las basuritas que puedan ir quedando agarradas a los pelos y con mucho cuidado tirar de ellas sin enganchar sus pelos.

Este es un buen momento para revisar la sanidad de nuestros cactus, ya que al estar mirándolos con detenimiento podremos descubrir podredumbre en los tallos, síntomas de hongos o insectos o cualquier enfermedad que esté atacando nuestros cactus.

¿Cómo limpiar cactus en flor?

Hemos estado viendo cómo limpiar diferentes cactus, pero qué sucede si alguno está en flor.

parodia-flor

Al limpiar nuestro cactus deberemos tener mucho cuidado, si este se encuentra en flor. Deberemos procurar no tocarla, ni sacudirla evitando así su autopolinización que provocará que se seque.

Por todo esto es que las flores no se limpian, solo limpiaremos el cactus teniendo los cuidados necesarios para no molestar la flor.

¿Qué cuidados debemos tener al limpiar un cactus?

Todos los que tenemos cactus, nos hemos pinchado un sin fin de veces y sabemos que no es agradable, por eso veremos qué cuidados tener a la hora de limpiarlos.

Existen cactus con diferentes tipos de espinas, muchas de ellas muy pequeñas y fáciles de engancharse en la piel.

Es un buen recaudo a la hora de manipularlos, el uso de guantes. Los guantes servirán de protección para que los gloquidios, janas o espinas no se incrusten en nuestros dedos y podamos manejarlos con tranquilidad. Eso sí, es muy importante sacudirlos una vez terminada la tarea, para que la próxima vez que los usemos no corramos riesgos de pincharnos.

Otro elemento que podemos usar al manipularlos para limpiarlos, son las pinzas. Las pinzas nos permitirán sacar la suciedad acumulada en algunos cactus, sin tener que tocarlos y así no pincharnos.

Las brochas o cepillos que usemos, también deberemos sacudirlos bien después de cada uso para que arrojen todas las janas o gloquideos que quedaron retenidos allí al limpiarlos.

Al trabajar los cactus es de gran importancia no tocarnos los ojos y poder llevar hacia ellos, espinas. El ojo es un lugar difícil para extraerlas y no querrás arriesgarte, y como dice el dicho es mejor exagerar que lamentar.

El manipular los cactus nos hará vulnerables a sus espinas, por lo que deberás tener los elementos necesarios para que puedas disfrutar plenamente de esta labor.

¿Porque se deben limpiar los cactus?

En los cactus la fotosíntesis se realiza en el tallo, por eso la importancia que esten limpio. La limpieza del cactus le permitirá contar con todas las herramientas que disponga, para estar sano y poder generar sus propios nutrientes.

Los cactus a través de sus estomas, absorben dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Los estomas son los poros que tienen las plantas y es por donde generalmente pierden el agua. Estos estomas deben estar limpios para poder abrirse y hacerlo correctamente. De allí la importancia de tener limpios los cactus al ser un vértice más, en el cuidado y mantenimiento de estas plantas.

¿Cada cuanto se deben limpiar los cactus?

La regularidad con la que se deben limpiar los cactus dependerá exclusivamente del polvo circundante del lugar en donde estén. Si vives en un lugar donde siempre hay mucho polvo, la frecuencia de su limpieza será notablemente mayor, de los lugares donde no haya polvo.

El modo más sencillo de saberlo es usando nuestros sentidos, observando y conociendo nuestro cactus. Asi te daras cuenta enseguida de lo que necesita tu planta, ya sea una buena limpieza, riego o fertilizar.